Archivo de la categoría: descargos

Xtra Queso

Me gustaria ser el camarógrafo de una película de terror (asian porn gore, para ser preciso) y morir en medio del rodaje.

Que luego hiceran un documental falso de mi vida y descubrieran que en el fondo, muy en el fondo, fui un buen tipo.

– Perdí la paciencia. Detesto a las mujeres que usan el sexo como condición, como premio, poco menos pretendiendo que te hacen un favor. Lo que no me da ella me lo puede dar otra, y si tampoco resulta me lo puede dar otra. Y si no, pago 20 lucas y me lo dan con acrobacias.

 

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo asthma, descargos, Desvaríos, Pensamientos

RickyRolled

Por ahí dicen que existe una cosa llamada justicia divina. Karma. Retribución cosmica.

También dicen que la televisión no miente.

– Pero doctor, lo vi en la tele y la tele no miente.

A veces uno no le toma el peso a las decisiones. Lo que no resultó, la idea loca que no se dijo (o que se dijo), las flores botadas y los chocolates derretidos.

Pensar que pudo ser distinto, en otra galaxia, en otra dimensión.

Se aprende más del error propio que del ajeno, pero el ajeno suele ser menos doloroso.

– En la medicina existen tres cosas que son efectivas: la aspirina, la morfina, y la mentira. El resto son puras patrañas.

Kamen Vieja?

Deja un comentario

Archivado bajo descargos, Desvaríos, Música, Micro-Cosas, Pensamientos, perro, Publicidad Gratuita, Sueños, valparicosas

15 mb

– Mi gato se fracturó la columna y no podrá volver a caminar.

Así empezó la jornada. El maní, el salfate, las lacrimógenas, para subirte al bus de los pacos no te piden pase escolar.

Total, si quieres cepillarte el culo ahí está el papel. Ahora, si tenerlo perfumado no es prioridad, te estaremos vigilando.

Yo no sé si el borracho que dirigía el tránsito tenía pase escolar.

– Y tú, Pablo, dónde te ves metido de aquí a diez años?

– No sé. Tal vez metido en un hospital, o quizá en Hawaii, o tal vez me aburra de esta tontera y termine horneando pan para alguna cadena de supermercados.

Sería tan genial espolvorearme maicena en los genitales…

– Doctor, si hasta ofrezco pagarle un bono para que vaya a ver a mi mamá a la casa.

– No, señora. Si mi idea fuera tener dinero, no estaría trabajando aquí.

Si mis jefes supieran lo que hago con sus talonarios de recetas cuando se me acaba el papel higiénico, me renovarían el contrato por tres años y tirarían la cadena.

– Doctor, y le puedo dar  a mi hijo “Tulox”? Un primo se lo tomó, y al día siguiente se le pasó el resfrío.

– (no… debo… hacer… evidente.. broma… doble sentido… must… stoooooop!)

Deja un comentario

Archivado bajo asthma, burnout, descargos, Desvaríos

Noche de San Juan

Empezó el invierno. Trajo harta lluvia y diarrea con náuseas y vómitos.

– Parece que los médicos no se enferman nunca!

Y como si la vieja fuera bruja, al día siguiente me brotan los mocos, la náusea, el maldito vómito y una diarrea musical.

Obligado a gastarme hasta la última reserva de papel higiénico.

– Quisiera comentar que los funcionarios están haciendo mal uso del papel higiénico de los baños. No puede ser posible que el rollo de papel dure menos de media mañana.

Ehh…

Deja un comentario

Archivado bajo descargos, Desvaríos, Pensamientos

It’s PAYBACK!

Cerca de las siete de la noche comienza el hambre. Hace frío y quedan como 6 pacientes por ver.

Seis mundos, seis problemas; el hambre, la inanición.

El delirio.

– Mire, señora, algunos dicen que la vida es un tango. Otros dicen que es un tongo. Usted decide.

– Algunas personas se aburren de la vida y para ser felices consiguen una pareja. O tienen un hijo. O dependen de alguien. Pero al final estamos solos, señor, y si no partimos por querernos a nosotros mismos las cosas se complican. Haga deporte, no sé… lea y entreténgase.

– Oye, tú! Bájate! El otro día se me cayó un niño de ahí y se rompió en pedacitos!

Equilibrio dinámico. Las cosas caen por su propio peso.

– Mamá, ¿éste es el doctor?

– Si.

– ¿Y lo sabe todo?

– No, no tengo idea de nada!! …menos mal, así me entretengo.

El otro día vendían aceite humano en la esquina.

Deja un comentario

Archivado bajo burnout, descargos, Desvaríos, Desvelos, Pensamientos, valparicosas

Gothic Lolita & Psycho

Finalmente tomé la decisión.

– Ya. ¿Cómo funciona esto?

– Fácil. Pasas la tarjeta, pones tu clave, y presiona “enter” para confirmar el precio.

– A ver… (- inserte aquí un sonido tecnológico y galácteo-) Listo. ¿Eso fue todo?

– Si.

Claro, pero no contaba con que el guardia de Almacenes Paris me detendría a la salida, con toda su prepotencia, para exigir que le mostrara la boleta del notebook.

Me asusté: hay películas porno que empiezan así.

– ¿Qué pasa, perritan? ¿Me viste cara de delincuente? ¿Acaso es mi culpa andar todo cochino y chascón por arrancarme de un tusunami?

Pura acción. Tal vez demasiada.

3 comentarios

Archivado bajo descargos

Espataataaaah!

Afuera están los vecinos armando el bullicio de siempre. Amparados por no sé qué poder político, se toman el barrio con sus reuniones familiares. Y son numerosos. Y no respetan ninguna hora.

Todos los días escucho sus risotadas. El abuelo pasa su jubilación sentado leyendo el diario, o roncando, o escupiendo en sonido “stereo”, o delirando en voz altísima. O cuando los dioses lo exigen, el bastardo se da el lujo de afilar sus cuchillos a las 8 de la mañana con el cemento que hay debajo de mi  ventana.

También tengo la sospecha de que me roban parte de la internet inalámbrica. No me vengan con el que cabro chico saca su notebook a la calle para recargar su batería solar o  porque le nace el espíritu ecologista.

Lo ven todo, controlan todo, saben todo. Es como si cada uno de ellos fuera la vieja chismosa de la vecindad. Imposible salir de casa sin sentirse toqueteado por múltiples ojos. Ya ni me molesto en saludarlos porque siento que me acuesto y despierto con ellos.

Además me enfurecen porque creo que creen que soy gay y me miran  con lástima. Culpa mía, quizá, que sólo invito amigos a la casa. Culpa de ellos, tal vez, por ser unos malditos sapos malolientes.

Si viviera en EEUU ya les habría volado los sesos. Llevo años imaginando venganzas de todo tipo: Mearles la tertulia desde mi ventana; ponerle caca a su buzón; incendiarles al perro; robarle la placa dental al viejo.

No… borren eso. Incendiarles al viejo suena mejor.

Y lo peor es que no les importa nada. Otros vecinos los han encarado directamente, sin resultados (“pero si la calle es pública!” dicen casi a coro, “es nuestro derecho!”). Son inmunes a toda amenaza. Para colmo, cada año se multiplican y traen más cabros chicos al mundo. En un cáncer hecho  familia.

Ten cuidado. Tu barrio podría ser el próximo…

(en momentos así quisiera ser una patata)

2 comentarios

Archivado bajo burnout, descargos, Desvelos, Emoti-post, Pensamientos, perro, Reflexiones Bizarras