I’m in despair!!!

Quedan 36 días.

Y (-1)

Porque se viene el último examen. La gran prueba. El queso con manteca. La guinda de la torta. El maní del cacahuate. El ocho del chavo. La última chupada del mate que todos los egresados de matasanos del país  debemos rendir.

Es mirar hacia atrás y volver sobre nuestros pasos. ¿Cuál era la dosis del cotrimoxazol? ¿Que bichos causan neumonía en recién nacidos? ¿Cuál es el cáncer más frecuente?

¿Ser judío predispone a infecciones urinarias?

Una lucha constante contra la memoria y los desvaríos. Resolver un maldito puzzle de 180 preguntas para que más adelante un loko de corbata y calzón apretado mire el resultado en mi curriculum y diga “vaya, vaya, lindo puntaje. Éste es un buen tipo. Lo quiero en mi colección junto con un vino tinto de la cosecha del ’63”.

Lo mejor de todo es que sigo siendo el mismo. Siete años no me condujeron al cambio ni a la superación personal, ni a ganarme un lugar en el cielo, ni a que el viejo pascuero me trajera regalos.

Lo único que hice fue terminar de aceptarme.

The power of self-respect.

Porque sigo perdiendo el tiempo en tonteras. Que el ajedrez, que el juego online, que el manga y el animé, que el blog y el humor extraño y retorcido, y que no me importa tanto estudiar porque al final ocurre la magia y las cosas se dan.

– A ver, pero sujétala bien, con cariño, como si fuera tu polola.

– Bueno, la verdad es que hace mucho que no pololeo.

– ¿Qué?! Con razón sacaste siete en el exámen.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo descargos, Desvaríos, Desvelos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s