Megaletha Plus

Lo más difícil no fue conseguir el dinero, ni comprarla, ni subirla por el ascensor.

Lo complicado es la instalación.

Maldita lavadora.

Se lo perdono porque se llama Margarita Plus y tiene 6 programas de lavado, y es la primera fémina que invito al departamento.

– Lea, entreténgase, cultívese, produzca, fabrique, y después me cuenta.

Este día tiene 25 horas. Podría pasar cualquier cosa.

Cualquier cosa.

– Y me volví loca desde que supe que mi pareja se metió con mi mamá y tuvieron un hijo, cuando yo estaba embarazada. Caí en las drogas y en una fiesta me lancé encima, y la apuñalé.

– Feliz día, mamá.

Instalar una lavadora es tan molesto como un furúnculo en el culo. No tengo ni las llaves, ni el desagüe adecuado, ni las mangueras. Pero ahí está doña Margarita, mirándome, recién desembalada, como burlándose de mi inocencia.

Gásfiter, fontanero. Arreglar cañerías no tiene nada que ver con pisar tortugas y rescatar princesas.

– Es un dolor maldito que no se quita con nada. Te hace vomitar, pero no se alivia al hacerlo.

– Ser padre te cambia, viejo.

– El tiempo vuela, muchacho. Ayer tenía tu edad, era joven y no me dolía nada. Ahora tengo 3 hijos, estoy por jubilarme, y estoy lleno de achaques.

Porque lo más dificil es el primer beso, señora. Luego de eso, ocurre la magia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos, Reflexiones Bizarras, valparicosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s