Bunny Suit

Años atrás salí con una chica “hardcore”. Le gustaba el metal, tenía una mascota equipada con un light-saber, y hablaba de autos y música y de otras cosas de las que yo no tenía la puta idea.

Apliqué Wikipedia + YouTube lo mejor que pude, sin éxito. Al menos aprendí a odiar las melodías depresivas gringas y que “sedán” no es un fabricante de autos ni una marca de champú.

Entonces le confesé mis verdaderas intenciones (la cosa extraña del felices para siempre o por un rato, lo que salga). Quizá fue un delirio paranoide, pero a partir de entonces la mina cambió. Se burlaba. Se sintió con poder y no dudó en usarlo.

Ya van unos 4 años sin hablarle.

Paranoia las pelotas.

Se acabó la fiesta. Quedan menos de dos días.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos, Desvelos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s