Hiperdefecación

Mis manos, estas manos, no son mis manos.

La semana pasada una señora amenazó con mearse encima mío.

Después de eso la vida nunca fue igual.

Hoy la misma señora se murió. Y la vida sigue.

Es como la otra vieja loca que se tiró por la ventana el mismo día que llegó al servicio de medicina.

Sospecharon que tenía problemas siquiátricos cuando la vieron volando por los cielos.

Dicen que estaba buscando el baño.

Hay dias buenos. Días mejores. Y días en que uno dice “hoy es el primer dia del resto de mi vida”.

Y hay días comunes y corrientes donde lo único que se quiere es descansar. Ni ánimos hay para las viejas diversiones.

Una fuente ilimitada de humor. A veces negro, a veces blanco, pero siempre con un toque mágico.

– Ehh… doctora, tengo un problema.

– Si, cual?

– Parece que esta señora se está infartando.

Pero nadie le cree.

Porque si te da un infarto, tiene que ser en horario hábil.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo descargos, Desvaríos, Recuerdos, Uncategorized

5 Respuestas a “Hiperdefecación

  1. queremos el viejo template!!!

  2. uta, no se te puede dar el gusto en nada.

    El 14?

  3. Dale el template antiguo como regalo por un día.

    Trataré de no pertenecer a la compañía que me da de comer en las fechas importantes.

  4. Wat?

    Acaso importa la opinión de todos, menos la mía?

    :P!

  5. Pero si era por un sólo día! Cuek

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s