Incones

-¿Que te parece si me acompañas afuera para saludar a mi pololo?

– ¿Para qué? ¿Acaso quieres que le dé un beso?

La búsqueda que no se termina. Tantas mujeres, tanta ironía y humor negro mezclado con lo más amargo del optimismo. Total…

– Oye, ¿no que me ibas a presentar a una amiga ninfómana y de rasgos asiáticos?

– Bueno, la verdad es que es media china, pero no tiene nada de ninfómana. Incluso se me olvidó mencionarte que es fanática evangélica y que tiene novio.

Pero la vida es más simple que salir un sábado por la noche y conocer un antro de mala muerte, con turistas gringos y borrachos y más borrachos y gente extraña que se pone a cantar mientras se regala gatitos, y con vómitos en cada rincón del local, y beber sobre una mesa pegajosa y con restos de fluidos corporales. 

Una noche en “La Piojera”, que le dicen.

– Supongamos que uno va y le dice a la señora: “Usted tiene diabetes. No tiene cura. Es una enfermedad crónica y se va a morir”. Técnicamente no le hemos dicho ninguna mentira. También le podemos decir que le van a cortar los pies y que se va a quedar ciega. ¿Cual sería la única solución al problema?

– La muerte.

Estaba 100% seguro de haber acertado. Crisis social.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Desvaríos, Desvelos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s