Vade Retro Decurión

Cinco mil era lo único que tenía. Un simple billetón rojo. El resto me lo gasté en tonteras como transporte y comida.

La cola era inmensa. La espera, una eternidad.

– A ver, si andan de la mano, si se bajan juntos del auto, si se dan besitos… cual es la probabilidad de que ese wn sea su novio?

– Mira, si sólo me baso en mi experiencia personal, yo diría que 0%.

“Son 10 mil pesos” me dijo la cajera. Creo que sonrió. Esperé por más de una hora para enterarme de que no tenía lo suficiente. Vade Retro. Decidí odiar al sistema, a la compañía, y a la ejecutiva que me vió la cara hace un par de meses y me vendió por teléfono un plan que nunca quise.

 

En el camino de vuelta, en la micro, se subió un guitarrista otaku-pokemón. Se puso a cantar canciones de animé, justo de que me faltaba. No canté con él porque…. porque… eh…

– Doctor, por qué se demora tanto en contestar?

– Es que yo practico una técnica casi extinta, doctora, que consiste en pensar antes de hablar.

 Pensar antes de… contestar.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo burnout, Desvaríos, Pensamientos, perro, Sueños

2 Respuestas a “Vade Retro Decurión

  1. Loco una vez se subió un flayte a la micro a tocar… y tenía la misma polera que yo estaba usando. Me dio caleta de verguenza, me bajé antes y me robé un plasma en el mall plaza.

    Gojira la lleva.

    PD: Te vendo un plasma en 10 lucas

  2. Eris terrible pirilongui. Pa’ la otra invita a tomar once y nos comemos el plasma entre todos.

    ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s