Terre-motin

Quedó la escoba. La crema. El caos. El acabóse. Me tocó ir al hospital luego de 5 horas tras el movimiento telúrico. En el camino presencié dos choques, unas cuantas peleas, y según la TV pasan dramas dramáticamente dramáticos. Lo más peligroso no fue el terremoto, son las personas.

Parecía zona de guerra. Los muros caidos, polvo, escombros, y un montón de embarazadas estresadas, con la guagua que se les quería arrancar antes de tiempo. Imagenología estaba con las cañerías rotas y agua por doquier.

En una noche el hospital envejeció 10 años. Los muros trizados, algo así como el verdadero campo de batalla.

Humor negro. Las imágenes muestran un estacionamiento completamente derrumbado, con el techo aplastando decenas de vehículos. Un cartelito dice “El estacionamiento no se hace responsable por accidentes”.

Casas chuecas. “Podrían promocionar el turismo como departamentos de Pizza”.

El mundo se va a acabar y yo sin confesar mis verdaderos sentimientos. Sin partner. Debería darme vergüenza.

¿Ah, cómo? ¿No me da?

Cuidense^^

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo burnout, Desvaríos, Pensamientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s