New Year’s Eve

No lo pidieron ni tampoco lo esperaron. Igual les va:

BALANCE 2009!

(yeah!)

Un año simbólico. El inicio del cambio y una ensalada de clichés que a pesar de ser tales, no pierden en sabor.

Interno Torres. Médico en práctica. Las palabras valen y todo lo que parecía lejano durante la preparatoria hace su entrada triunfal. Jóvenes bisoños, jamás pensamos que habrían dias de bebida y cocaví.

Tampoco imaginé que una señora me atraparía para donar sangre de forma “voluntaria”, a cambio de tener el brazo morado por semanas.

La posta, las urgencias, la sangre, los buenos maestros y los grandes amigos. Sin olvidar un poco de gripe porcina, claro está. La primera porción del año fue como un parto algo complicado.

De todas maneras la guagua respiró y salió adelante (agú?).

La magia comenzó en la segunda mitad del año. Ser partícipe del verdadero reality show en Quillota, lejos del hogar. Las cosas empezaron lento y algunos ni se molestaban en disimularlo.

– Parecís una vieja.

– Yo amo a la Cintya.

– Pero si todas las mañanas te veo el culo.

– No te quiero pero igual te utilizo.

– Tenemos que ganar esta noche.

– Borderline?

La callampa gigante, ubicada descaradamente en medio de la plaza de Quillota. El observador avezado podrá identificar al grupúsculo de niños que frota  su entrepierna con la base de la criatura.

Símbolo fálico de la victoria y del inicio de grandes cosas.

– … en esos días decidí que mi vida era una mierda y que era tiempo de cambiar.

– Espera… eso fue antes o después de empezar tu pololeo?

Pacientitos. No les desordenaba el pelo, les enseñaba a peinarse como yo.

El fin de Quillota marcó una nueva etapa para el grupo. Nació el amor (o se fabricó, depende del punto de vista) y todos viven su aventuras. Todos excepto unos pocos, y entre esos pocos estoy yo.

No me quejo. En el plano del amor alcancé la paz total y el equilibrio espiritual. Vale decir, la única relación que tuve fue conmigo. Ningún intento, cero proyectos fallidos. Una vez perdida, cuesta encontrar la fe y las ganas.

– Wn, calma. Ya asumí que en esta etapa de la vida fracasé rotundamente con el sexo opuesto. ¿Cuál es el problema?

¿Cuál es el problema?

2009 fue un buen año. Uno de los mejores. Tengo grandes esperanzas para el 2010.

En fin, abrazos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo fin de año

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s