Quisiera no pensar

Fiestas patrias. Basta un suspiro para embriagarse con el olor a carne asada. Hambre, risas de niños, juegos criollos…

(musiquita de flashback, please)

… si mal no recuerdo habrá sido a mediados de los ’90. Era en la típica cancha de barrio con pasto de tierra seca y graaaaande. Ahí estaba yo con mis primos y con los amigos de mis primos. Y con los amigos de los amigos de mis primos, y digo esto porque ninguno era amigo mío. Carreras de sacos, volantines, carreras con los huevos en la boca (literalmente), volantines y trompos.

No quiero recordar como lo pasé. Probablemente perdí en casi todos los juegos y terminé último en la carrera de sacos pero qué bah, hoy ya no importa (aunque un sicoterapeuta no estaría de acuerdo). Sin embargo, escarbando entre tanta mierda encontré un recuerdo bonito.

En esa tarde compré mi primer volantín. Pasé casi dos horas haciéndo cálculos y cosas raras para colocarle los hilos. Tomé todas las precauciones para que el lanzamiento fuera perfecto. Le pegué cinta adhesiva en los bordes para evitar que el viento lo dañara y hasta me di el trabajo de romper unos diarios para hacerle una hermosa cola.

El viento estaba en el punto preciso de cocción. Mi primo soltó el volantín y yo comencé con maniobras inexpertas pero entusiastas. Y se elevó. Majestuoso, ascendió como cohete y yo reía de la emoción.

La sonrisa no me duró ni 10 segundos. En una mala maniobra el volantín se invirtió y cayó en picada. Chocó de punta con el piso y se quebró.

Fin. El resto es enojo, lágrimas, y un cabro chico solitario pateando papel y palitos de madera en medio de un atardecer.

Esta historia del volantín resume todas mis relaciones sentimentales.

Septiembre no ha cambiado. Las noches tienen choques de autos y sirenas de ambulancias. Han muerto más de 20 personas en accidentes de tránsito y recién estamos en la mitad de las festividades.

La vida sigue tal cual. En la parte académica no hay novedades. En la parte sentimental, tampoco.

Ningún avance.

Nada, en serio.

Bueno, en la evaluación de medicina interna me fue bien. Claro, considerando que llegué atrasado todos los días y falté un par de veces de puro flojo. Conocí a gente de tercer año pero nada interesante. Nada más que un hola y chao, alguna sonrisa hipócrita y…

Estuve haciendo un experimento. La idea era llegar donde un par de personas y saludar. Luego de eso, guardar silencio a ver que pasaba.

En un 80% de las ocasiones no me dieron ni bola. En el resto, cuando dije “ya, me voy de esta weá, no me dan ni bola”, me dieron bola entre risas.

Qué boludez…

Me siento mejor. Es el sol. Es el sol o me estoy estimulando con el olor de mi propia pestilencia. Ya van 4 días sin lavarme ni afeitarme. Parezco cavernícola xD

Hey! Estoy de vacaciones! Es una semana, pero haré todo lo que no hice durante el año.

Ojalá…

Residencia del servicio de urgencia. Extracto de una conversación que tuve con el traumatólogo.

– Doc, usted con cuantas mujeres se ha relacionado en su vida?
– Mmm… no sabría decirte… a ver… relacionarme en qué sentido?
– Le pregunto para saber si puedo pedirle un consejo sobre mujeres
– Como dices?
– Hey! Si soy un niño, apenas tengo 21 años
– Ahhh, verdad que la otra vez tenías un problema con una chiquilla. Como te fue con eso?
– Nada, todo mal.
– Lo superaste?
– Bueno… ni tanto, aunque con el tiempo uno aprende a perder y a dejar partir.
– Claro. Mira, a tu edad uno suele ser iluso y algo ingenuo. Ya más adelante, cuando tengas tu cartón en la mano, te lloverán mujeres. Además, entre los 26 y los 30 se dan relaciones mucho más plenas, más bonitas.
– Cómo? A esa edad comienza la película porno?
– Jajaja, claro. Desde auxiliares hasta colegas. Pero no le creas a ninguna!! Ya mas adelante no querrás más acción y te darán ganas de tener familia, de estabilizarte, pero a ti te queda mucho.

No sé que dirán, pero esa noche me fui a dormir más tranquilo y con una sonrisa.

Que ganas de domir.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

5 Respuestas a “Quisiera no pensar

  1. Rosemary, C

    Por la grandísima recanilla del mono que son pelotudos los médicos. Dicen que llueven las minas sólo porque son inversión a largo plazo.

    Yo, que soy más inteligente no me meto con médicos… son todos infieles. Porque piensan que sólo nos importa la plata… Entre lo que piensa todo el mundo es que se pasa tan mal en las RRHH.

    No sé, te recomiendo que te busques una tipa bien lana, no se preocupan tanto por la plata.

    El aporte cultural del día.-

  2. Rosemary, C

    PS.- te puedo arreglarla plantilla si quieres. Ya le doblé el brazo a Blogger.

  3. Secu

    Los volantines son cosa seria pos… hay que tratarlos con mucho cuidado.

    Yo creo que el médico tiene su cuota de razón.. pero igual considero que es una manera bien necia de ver la vida (autodestructiva).

    Y ya que estas de vacaciones podrías venir para acá para molestarte un rato.

    Saludos!

  4. Anonymous

    Al parecer la edad no es sinónimo de sabiduría ( me refiero a el Doc) , si te dijo algo así debe ser porque esta con una mujer que no lo ama jajajajaja resentido su comentario a mi gusto ( espero que no sea el caso de nadie).Y menos el tuyo .

    Eres un buen muchacho
    Por ello la vida te entregara a bellas personas ( están y tu no te das cuenta )
    “No existe peor ciego , que el que no quiera ver ….
    No existe peor sordo , que no quiera oír..
    Peor mudo , que no quiera hablar. ”

    Disfruta de los tuyos y de aquellos que quieran estar a tu lado.
    Como la vida te los trae, tb se los puede llevar.

    Pd: Dile a tu profe que se dedique a ser un “matasanos”, pero nunca más se las de “orientador” ( se moriría de hambre).Me cayo mal su consejo.

  5. [P.]

    Es cierto que las palabras del profe son dignas de un womanizador/cerdo troglodita/player/etc. Estoy tan acostumbrado a ese tipo de discursos que ya no les doy la importancia que merecen.

    Lo que me iluminó fueron un par de palabras:
    – Iluso
    – Ingenuo

    Si a eso le sumamos las palabras de otro profe, “te estás engañando”, entonces…

    Entonces nada. Quizá más iluminación y paz, más tranquilidad y armonía… pero en la práctica, nada.

    Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s